Algunas cosas de mi experiencia aquí

Pido disculpes por la gran cantidad de tiempo desde mi ultimo blog sobre mi tiempo aquí en España.  Llevo viajando los últimos dos fines de semanas y estaba escribiendo el blog en las guerras en Afghanistan y Iraq.  Pues, ahora quiero compartir algunas cosas de mi experiencia aquí con vosotros que me parecen interesantes o cómicos.

Primero, quiero contaros un cuento desde mi escuela primeria que está protagonizada por una niña de 9 años.  Estaba ensenando una clase de arte de cuarto grado, donde había preparado una actividad de dibujar.  Mostré a la clase fotos de edificios y sitios famosos de Nueva York y ellos tenían que elegir uno y dibujarlo.  No fue una actividad difícil, pero quería compartir con ellos un poco de mi hogar.  De todos modos, mientras estaba andando por la clase, mirando a los dibujos de los alumnos, esta niña me tocaste y me dijo “What’s up nigger?!”  Al principio, pensé que no había oído correctamente y le pedí decirlo otra vez.  Y otra vez, “What’s up nigger?!” vino desde su bocita!  Estaba estupefacto y no supe cómo responder.  Después de 5 segundos de silencio aturdido, con mi boca abierta, me puse en cuclillas y le dije que no puede decir este frase porque es dañoso.  Ella me dijo que entiende, y en ese momento le pregunté donde aprendió un frase así.  Ella me contó que, según uno de sus amigos que ve mucha televisión americana, esto es cómo todos los americanos dicen hola.

Por supuesto, no fue la primera vez que he conocido un español que presume que todo ves en TV es ambos la verdad y representa todo los Estados Unidos.  Pero, fue la primera vez que tuve que explicar nuestra historia de racismo a un niño de nueve años en mi español roto.  Fue difícil, pero la verdad es que esto es una de las cosas que disfruto la mas de mi trabajo; tengo la oportunidad actuar como un mini-embajador para nuestro país.  Es divertido explicar a mis niños cómo vivimos en los Estados Unidos y aumentar su curiosidad en una tierra de que oyen mucho pero, en realidad, de que saben poco.

Segundo, durante mi fin de semana en Heulva, aprendí que se llama el suroeste de España, donde está Sevilla, el “triangulo de la muerte.”  Mi amiga en Huelva, Carolina, me ensenó este hecho.  Ella es una fisioterapeuta y me contó que la área entre Sevilla, Cádiz, y Huelva forma un triangulo donde la gente sufre tasas de enfermedades (especialmente cáncer) mucha alta que lo resto del país.  Incluso hay un grupo de Facebook dedicado al asunto, que podéis ver aquí.

La incidencia de cancer de los pulmones en España (1989-1998)
La incidencia de cancer de los pulmones en España (1989-1998)

Obviamente, no estaba feliz oír este hecho, pero no estuve sorprendido porque siempre he pensado que el aire en Sevilla es lo mas sucio que he encontrado en mi vida.  Hay demasiados coches viejos que usan diesel y motos que faltan controles de contaminación para las calles.  Además, porque las calles son pequeñísimas, no hay bastante espacio compartir para los peatones y los coches.  Como resultado, los peatones andan muy cerca de los vehículos y respiran todo su humo.  Es horrible.  Y, en el verano cuando hace mucho calor, es difícil para el humo subir y salir la ciudad.  En lugar de esto, el humo se queda en las calles donde no tienes otra opción excepto respirarlo.

Finalmente, durante mi visita en Huelva descubrí que hay una marca de supermercado aquí en España que se llama “El Jamón.”  No sé porque esto me sorprendió, porque por supuesto los españoles tendrían una marca así.  Pero, me parece cómico que esta existe porque es algo que alguien inventaría como una broma.  Pero, para los españoles, jamón nunca es una broma!  Es un asunto serio.

El Jamón es el Rey real de España
El Jamón es el Rey real de España

Bueno, esto es bastante para ahora.  Escribiré de mis visitas en Huelva y Salamanca en pocos días.

Hasta luego!

Stephen

As always, follow the jump for an English translation!

I apologize for the long time since my last post about my time here in Spain.  I have been traveling the past two weekends and I was working on the post about Afghanistan and Iraq.  Today, I want to share with you a few things about my experience here that I find interesting or funny.

First, I want to tell you a story from my primary school that stars a 9-year-old girl.  I was teaching an art class to the fourth grade, where I had prepared a drawing activity.  I showed the class photos of famous buildings and sights in New York and they had to choose one and draw it.  It wasn’t a difficult activity, but I wanted to share a bit of my home with them.  Anyway, while I was walking around the class, observing the drawings of the students, this little girl grabbed me and said “What’s up nigger?!”  At first, I thought I hadn’t heard correctly and asked her to repeat what she had said.  Once again, “What’s up nigger?!” came out of her tiny mouth!  I was stupefied an didn’t know ho to respond.  After five seconds of stunned silence, with my mouth open, I crouched down and told her she couldn’t say this phrase because it is hurtful.  She told me she understood, at which point I asked her where she had learned such a phrase.  She told me that, according to one of her friends who watches a lot of American television, this is how all Americans say hello.

Of course, this was not the first time that I met a Spaniard who assumed everything he sees on TV is both true and represents the entire United States.  But, it was the first time that I had to explain our history of racism to a 9-year-old in my broken Spanish.  It was difficult, but the truth is that this is one of the things I enjoy most about my job; I have the opportunity to act as a mini-Ambassador for our country.  It’s fun to explain to my kids how we live in the United States and increase their curiosity in a land they hear a lot about but, in reality, of which they know very little.

Second, during my weekend in Huelva, I learned that they call the southeast of Spain, where Seville is, the “Triangle of Death.”  My friend in Huelva, Carolina, taught me his fact.  She is a physical therapist and told me that the area between Seville, Cádiz, and Huelva forms a triangle where the people suffer rates of disease and sickness (especially cancer) much higher than the rest of the country.  There’s even a Facebook group dedicated to the issue, which you can see here.

Obviously, I was not happy to hear this fact, but I was not surprised because I have always thought the air in Seville is the most dirty I’ve encountered in my life.  There are too many old diesel cars and motorcycles that lack proper emissions controls for the streets.  Additionally, because the streets are so small, there’s not enough room for both cars and pedestrians to share.  As a result, pedestrians walk very close to the vehicles and breath in all their fumes.  It’s horrible.  And, in the summer when it’s very hot, it’s difficult for the fumes to rise and escape the city.  Instead, the soot and pollution stays in the streets where you have no other option except to breath it.

Finally, during my visit in Huelva I discovered that there’s a chain of supermarkets here called “El Jamón.”  I don’t know why this surprised me, because of course the Spanish would have a brand like this.  But, I find it funny it exists because it’s something someone would invent as a joke.  But, for the Spanish, ham is never a joke!  It’s serious business.

This is enough for now.  I will write about my visits to Huelva and Salamanca in a few days.

Until then,

Stephen

Leave a Reply